);
Desarrollo y comercialización de software para estaciones de servicio y consumos propios

Consejos para conducir con hielo o nieve

A raíz de las grandes nevadas que estamos teniendo estos días en muchas zonas de España, una de las principales recomendaciones de la Dirección General de Tráfico es que evitar conducir si no es necesario.

Sin embargo, hay muchos profesionales, como transportistas o trabajadores que necesitan desplazamiento, que no tienen otra alternativa y deben continuar con su labor de forma habitual. Para todos ellos, en Aseproda hemos recopilado algunos consejos para extremar las precauciones al volante en situaciones de nieve o hielo:

1) Antes de iniciar el trayecto, hay quitar el hielo del parabrisas. No utilices nunca agua caliente, ya que el cambio brusco de temperatura actuaría como un fuerte impacto sobre el cristal y podría romperse. En su lugar, puedes usar algún producto descongelante aunque, si no dispones de ninguno, siempre puedes esparcir alcohol y ayudarte de una rasqueta de plástico, especialmente si la capa de hielo es muy gruesa.

2) Una vez en carretera, disminuye la velocidad. La Guardia Civil recomienda ir a menos de 40 km/hora y aumentar la distancia de seguridad. Esto te ayudará a no tomar decisiones precipitadas en caso de adelantamiento y contar con tiempo de reacción suficiente en un posible derrape.

3) Las placas de hielo son unos de los mayores peligros al volante, ya que la adherencia de los neumáticos al asfalto se reduce considerablemente. En caso de conducir sobre una de ellas, mantén la calma: debes levantar suavemente el pie del acelerador y girar lentamente el volante para tomar el control del vehículo.

4) Usa cadenas para un mejor agarre a la carretera. Estas deben montarse sobre las ruedas motrices: en vehículos de tracción, deben colocarse en el eje delantero; en los de propulsión, en el trasero. Si tienes un vehículo 4×4, debes ponerlas en las ruedas que te recomiende el fabricante. Otra opción sería usar neumáticos de invierno, especialmente concebidos para desplazamientos sobre nieve o hielo.

5) Conducir con las luces encendidas te permitirá apreciar mejor todos los detalles de la carretera y serás más visible por otros conductores.

6) Planifica la ruta, infórmate de posibles carreteras cortadas y cuál es el mejor itinerario para llegar a tu destino. Para ello, las redes sociales de la DGT te serán de ayuda y te mantendrán bien informado. Además, asegúrate de llevar siempre el depósito lleno de combustible.

7) Lleva siempre el teléfono móvil con la batería cargada. En caso de que tengas que llamar a un número de emergencias, comienza diciendo la ubicación donde te encuentras. De esta forma, si se corta la llamada, siempre podrán localizarte.

8) Y como las retenciones y largas esperas en carretera son siempre una posibilidad, lleva contigo una manta y algo de alimento.

En estos momentos, hay que prestar especial atención a las carreteras y seguir todas las indicaciones de las autoridades más que nunca. Desde Aseproda te deseamos un muy buen viaje y que llegues a tu destino sano y salvo.

Cerrar menú
Call Now Button
Cerrar panel